Festejar el 15 de Septiembre: ¿Para Qué?

15sep_103448806_gettyimages-977650394

15/16 de Septiembre: Para Qué?

Por Jose Ramon Gonzalez

 

He escuchado personas que con un marcado pesimismo dicen que la fecha del 15 de septiembre no merece ser conmemorada: “¿Hay algo que festejar?’ ‘¿Cuál independencia?’ ‘¿Cuál futuro?” Bajo esa óptica corrosiva y estéril, la cultura social, el liberalismo, el humanismo, pocas opciones tendrían de sobrevivir, cuando al contrario y sin duda, son lo asideros más importantes con que contamos para anclar un mejor porvenir.

Por otra parte, pretextos para hacer pachanga sobran; muestras claras y tangibles de ello podemos encontrarlas en todo momento, en México, claro, pero también en muchas otras partes del mundo, además de que -tal como ya comentábamos en otro escrito- la vida actual está repleta de actos rituales paganos, salpicados de globalismos y nacionalismos mal entendidos y peor interpretados, situaciones a las que, por supuesto, nuestro “Día de la Independencia” no escapa.

Pero para fortuna de la humanidad y de nuestro país, las cosas no tienen por qué ser solo así. No me imagino, por ejemplo al pueblo alemán o al japonés al final de la segunda guerra mundial, haciéndose esas mismas preguntas el día de su respectiva fiesta nacional, fechas que confrontadas a sus realidades, constituían un acicate para sobreponerse a las circunstancias adversas.

De ahí que más que como festejo, deberíamos aprovecharlo como una conmemoración, esto es, como una forma de traer a la memoria juntos, lo que significa esa fecha para nosotros como nación en general y como ciudadanos en lo particular; reflexionar sobre lo que hemos logrado desde entonces, lo que hay que corregir y fortalecer, lo que tenemos que desechar, rechazar o evitar; lo que nos falta por hacer o dejar de hacer. Una manera también de recordar el compromiso que nos debemos a nosotros mismos en tanto que población y pueblo, elemento fundamental del estado, para hacer lo que nos corresponde, cada uno desde nuestra trinchera, en esta lucha interminable y sin ganador ni vencido que nos evoca el águila y la serpiente de nuestra hermosa bandera.

Por eso más que un grito de festejo, hagamos que suene como un llamado a la acción individual y colectiva: ¡Viva México!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .