Muere el escritor mexicano Carlos Fuentes, referente de la literatura en español del siglo XX

HOMENAJE AL ESCRITOR MEXICANO CARLOS FUENTES, REFERENTE DE LA LITERATURA LATINOAMERICANA DEL SIGLO XX

Por José Ramón González Chávez

He aqui una base para construir una biografía mas completa, capaz de reflejar aunque brevemente, todo su aporte a la Literatura y la Cultura de nuestro país y de latinoamérica.

En espera de sus comentarios, reflexiones, adiciones, reacciones, etc.

– – – – – – – – – – – – –

Carlos Fuentes Macías

Es uno de los escritores más talentosos y representativos de las letras hispanas del Siglo XX.

De padres mexicanos, nació en Panamá el 11 de noviembre de 1928. Su padre era diplomático, razón por la que pasó su infancia en diversas capitales de América como Montevideo, Rio de Janeiro, Washington, D. C., Santiago de Chile (1940-44), Quito y Buenos Aires (1934). Pasa los veranos en la Ciudad de México, para no perder el idioma y para aprender su historia.

Llega a México en 1944, a los 16 años y entra a hacer la prepa en el Centro Universitario de México (CUM).

Se inicia como periodista colaborador de la revista Hoy y obtiene el primer lugar del concurso literario del Colegio Francés Morelos.

Se graduó como abogado en la UNAM y en Economía en el Instituto de Altos Estudios Internacionales de Ginebra, Suiza.

Gran aficionado al cine, escribió guiones para numerosas películas, como Las dos Elenas, filme corto basado en su cuento homónimo y dirigida en 1964 por José Luis Ibáñez (director de otra cinta, Las dos cautivas, también basada en una historia de Fuentes); El gallo de oro (1964, junto con Gabriel García Márquez y el director de la película Roberto Gavaldón); Un alma pura (1965 Director Juan Ibáñez), Tiempo de morir (1966, junto con Gabriel García Márquez), Pedro Páramo (adaptación de la novela de Juan Rulfo, con Carlos Velo, director, y Manuel Barbachano Ponce, 1967); Con Sergio Olhovich filmó Muñeca Reina en 1972; Ignacio (también adaptado de un cuento de Juan Rulfo, 1975). y en 1988 Orlando Merino realizó el mediometraje Vieja Moralidad, filmes basados en relatos homónimos del libro de cuentos de Fuentes Cantar de Ciegos.

Es en esta época donde se conforma la corriente literaria denominada “El Boom Latinoamericano”, de la que forma parte junto con escritores como Octavio Paz, Julio Cortazar, Vargaz Llosa, García Marquez, Alejo Carpentier, que ofrecíó por primera ver en la historia una visión del mundo desde nuestra región.

Su novela La cabeza de la hidra fue llevada al cine en 1981 por el director mexicano Paul Leduc con el título de Complot Petróleo: Luis Puenzo filmó en 1989 Gringo Viejo. A principios de los 90 filmó la serie televisiva El espejo enterrado, basada en su libro homónimo y difundida en 1992 en conmemoración a los 500 años del descubrimiento de América

El profesor Lanin A. Gyurko, de la Universidad de Arizona, ha demostrado, en The Shattered Screen. Myth and Demythification in the Art of Carlos Fuentes and Billy Wilder (New Orleans: University Press of the South, 2009) y Magic Lens. The Transformation of the Visual Arts in the Narrative World of Carlos Fuentes (New Orleans: University Press of the South, 2010), la influencia de Carlos Fuentes sobre el cine norteamericano y la del cine sobre la obra literaria de este.

En 1972 fue elegido miembro de  El Colegio Nacional, siendo presentado por Octavio Paz.En 1975 es nombrado embajador de México en Francia. Durante su gestión, abre las puertas de la embajada a los refugiados políticos latinoamericanos y a la resistencia española. Actúa como delegado en la Conferencia sobre Ciencia y Desarrollo en Dubrovnik, Yugoslavia. Renuncia en 1977 en protesta contra el nombramiento del ex presidente Gustavo Díaz Ordaz como primer embajador de México en España, después de la muerte de Francisco Franco.

Fue amigo personal de grandes exponentes del Arte y  la cultura, así como de hombres poderosos de la política y  la economía mundial, como Jaques Chirac, Bill Clinton, Felipe González, Alberto Cortina , Simón Pedro Barceló. Alabó la figura de Fidel Castro y le puso en algunas ocasiones reparos importantes. Elogió también la apertura de Raúl Castro.

Obra Literaria

Novelas

  • La región más transparente,Ed. FCE, México, 1958
  • Las buenas conciencias,Ed. FCE, México, 1959
  • La Muerte de Artemio Cruz, FCE, Colección Popular, México, 1962
  • Aura, Ediciones Era, México, 1962
  • Zona Sagrada, Siglo Veintiuno, México, 1967
  • Cambio de piel, J. Mortiz, México, 1967
  • Cumpleaños, J. Mortiz, México, 1969
  • Terra Nostra, J. Mortiz, México, 1975; Seix Barral, Biblioteca Breve 385, Barcelona, 1975
  • La cabeza de la hidra, Argos, Barcelona, 1978
  • Una familia lejana, Ediciones Era, México, 1980
  • Agua Quemada. Cuarteto Narrativo, FCE, México, 1983
  • Gringo Viejo, FCE, colección Tierra Firme, México, 1985
  • Cristóbal Nonato, FCE, colección Tierra Firme, México 1987
  • Constancia y otras novelas para vírgenes, FCE, colección Tierra Firme, México, 1990.
  • La campaña (1990); México: Santillana. (Alfaguara)(2002)
  • Los años con Laura Díaz (México, Alfaguara, 1999)
  • Instinto de Inez, Alfaguara, México, 2001
  • La silla del águila, Alfaguara, 2003
  • Todas las familias felices, Alfaguara, 2006
  • La voluntad y la fortuna, Alfaguara, México, 2008
  • Adán en Edén, Alfaguara, México, 2009
  • Vlad, Alfaguara, México, 2010[4]

Relatos y cuentos

  • Los Días Enmascarados, Ed. Novaro. Los Presentes, México, 1954.
  • Cantar de Ciegos, J. Mortiz, México, 1964 (Serie del volador).
  • Chac Mool y otros cuentos, Salvat Editores, Barcelona, 1973.
  • Agua quemada, México: CREA, 1983 (Biblioteca Joven; 4).
  • Dos educaciones, Mondadori España, Madrid, 1991
  • El naranjo, Alfaguara, 1994.
  • La frontera de cristal. Una novela en nueve cuentos (1995) 2. reimpr. Madrid: Santillana, 1996.
  • Inquieta compañía, Alfaguara, 2004.
  • Cuentos fantásticos, Alfaguara, 2007.
  • Cuentos naturales, Alfaguara, 2007.
  • Carolina Grau, Alfaguara, México, 2010

Ensayo

  • Magic Lens. The Transformation of the Visual Arts in the Narrative World of Carlos Fuentes, Lanin A Gyurko, University Press of the South, Nueva Orleáns, 2010
  • The Shattered Screen. Myth and Demythification in the Art of Carlos Fuentes and Billy Wilder, Lanin A Gyurko, University Press of the South, Nueva Orleáns, 2009
  • La nueva novela hispanoamericana, J. Mortiz, México, 1969 (colección Cuadernos de Joaquín Mortiz 4)
  • El mundo de José Luis Cuevas, Tudor Publishing Company, Nueva York, 1969
  • Casa con dos puertas, J. Mortiz, México, 1970
  • Tiempo mexicano, J. Mortiz, México, 1971 (colección Cuadernos de Joaquín Mortiz 11-12; recopilación de artículos publicados en periódicos
  • Cervantes o la crítica de la lectura, J. Mortiz, México, 1976 (colección Cuadernos de Joaquín Mortiz 42)
  • El Dragón y el Unicornio: La tensión del pensamiento entre las antiguas relaciones de sangre y las nuevas relaciones jurídico-estatales que surgieron con la civilización. Co-autoría conAlejandro Carrillo Castro (Cal y Arena 1980).
  • Valiente mundo nuevo. Épica, utopía y mito en la novela hispanoamericana, Mondadori España, Madrid, 1990
  • El espejo enterrado, FCE, colección Tierra Firme, México, 1992
  • Geografía de la novela, FCE, México, 1993.
  • Tres discursos para dos aldeas. FCE, Buenos Aires, 1993 (Colección Popular 489)
  • Nuevo tiempo mexicano, Aguilar, México, 1994
  • Retratos en el tiempo, con Carlos Fuentes Lemus, Alfaguara, México, 1998
  • Los cinco soles de México: memoria de un milenio, Seix Barral, Biblioteca Breve, Barcelona, 2000.
  • En esto creo, Seix Barral, Barcelona, 2002
  • Contra Bush, Aguilar, México, 2004
  • Los 68, Grijalbo, México, 2005
  • La gran novela latinoamericana, Alfaguara, Madrid, 2011

Teatro

  • Todos los gatos son pardos, Siglo Veintiuno Editores, México, 1970
  • El tuerto es rey J. Mortiz, México, 1970 (Teatro del volador)
  • Los reinos originarios, Seix Barral, Barcelona, 1971
  • Orquídeas a la luz de la luna. Comedia mexicana, Seix Barral, Biblioteca Breve 494, Barcelona, 1982
  • Ceremonias del alba, Mondadori España, Madrid, 1991. Rescritura hecha por Fuentes en 1990 de Todos los gatos son pardos; en esta restructuración, introdujo nuevos personajes y situaciones

Libretos de ópera

  • Santa Anna, libreto para la ópera homónima sobre el político y militar mexicano, del compositor cubano José María Vitier.

Premios y reconocimientos

  • 1972, miembro de El Colegio Nacional.
  • 1972, Premio Mazatlan de Literatura, por Tiempo mexicano. Fuentes rechazó el galardón en protesta por la política del gobierno de Sinaloa contra el movimiento estudiantil en la Universidad de ese Estado[5]
  • 1976. Premio Javier Villaurrutia por Terra Nostra[6]
  • 1977, Premio Rómulo Gallegos, por Terra Nostra.
  • 1979, Premio Internacional Alfonso Reyes
  • 1984, Premio Nacional de Literatura de México
  • 1987, Premio Cervantes
  • 1992, Legión de Honor
  • 1992, Premio Internacional Menéndez Pelayo
  • 1994, Premio Grizane Cavour
  • 1994, Premio Príncipe de Asturias
  • 1994, Medalla Picasoo de la Unesco
  • 2000, Doctorado honoris causa, por la Universidad Veracruzana
  • 2000 Doctorado Honoris Causa por la Universidad Autónoma de Sinaloa
  • 2001 Miembro Honorario de la Academia Mexicana de la Lengua
  • 2004, Premio Real Academia Española de Creación Literaria, por En Esto Creo
  • 2008 Premio Internacional Don Quijote de la Mancha.
  • 2009, docotrado Honoris Causa por la Universidad de Quintana Roo
  • 2009, Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica
  • 2009, Premio González Ruano de Periodismo, otorgado por la Fundación MAPFRE, por el artículo El Yucatán de Hernán Zavala.
  • 2009, Doctorado Honoris Causa, en la Universidad de Veracruz
  • 2009, Homenaje Nacional
  • 2010, Doctorado Honoris Causa, por la Universidad de Puerto Rico
  • 2011, Premio Fomentor de las Letras en reconocimiento a toda su obra
  • 2011, Doctorado Honoris Causa por la Universidad Michel de Montaigne

Murió el día de hoy de una afección cardiaca, en la ciudad de México, el 15 de mayo de 2012.

¿Y de Pepón quién se acuerda?

José Revueltas, talento rebelde de la literatura mexicana. También a 100 años de su nacimiento. Saludos. José Ramón González Chávez

_________________________

 JOSÉ REVUELTAS O LA UTOPÍA CONTRARIADA*

Por América Luna Martínez

La alternativa

Tan sencillo como esto: Vivir indignamente entre algodones

(que lleganal oído para tapiar al yo, para dejarlo sin nexos con el mundo),

con la cuota de besos de la madre, los hijos y la esposa,

con lospulmones llenos de incienso de la gloria oficial,

o vivir dignamente en la tortura, en la persecución, en la zozobra

ser Martín Luis Guzmán o ser Revueltas

EnriqueGonzález Rojo

Conocí a José Revueltas una mañana esplendorosa de domingo en la Casa del Lago de Chapultepec. Desde muy temprano el lugar estaba abarrotado seguramente por todos aquellos que lo seguíamos a cuanto lugar se presentaba luego de su excarcelación. El maestro sostuvo una conversación ágil con José Agustín hablando de diversos temas, de sus vivencias en Lecumberri, de su opinión y balance del movimiento estudiantil, de cómo Revueltas proponía analizar la situación de la Unión Soviética a partir del carácter burocrático de su régimen, y también nos compartió algunos de sus proyectos. En otras ocasiones en que lo volví a escuchar teorizando sobre la cárcel o el teatro,hasta que un día por un azar afortunado un grupo de amigos editores de la Revista Idea, me invitaron a su casa.Allí nos recibió cálida y afectuosamente, nos enseñó su espacio de trabajo, las fotos blanco y negro que adornaban las paredes de su modesto pero acogedor estudio. Hablamos de lo difícil que resultaba conseguir su obra política y se alegró mucho cuando saque de mi morral una edición rústica de Ensayo sobre un proletariado sin cabeza, la cual me firmó mientras platicábamos del accionar delas izquierdas y tomábamos una copita. Antes de despedirnos, reiteró que su casa siempre estaba abierta a los jóvenes inquietos como nosotros.

¿Por qué José Revueltas se convirtió en el guíapolítico y espiritual del movimiento estudiantil y sus alrededores? En más deun sentido era la encarnación de la rebeldía, de una voluntad férrea enperseguir la utopía socialista, de la coherencia de toda una vida de predicarcon el ejemplo.

“Se escribe a partir de lo que se ha conseguido ser”, nos propone Simone de Beauvoir, y en el caso de José Revueltas esto es algo totalmente cierto. Nacido en 1914 en Santiago Papasquiaro, un pueblitodel estado de Durango, perteneció a una familia de talentos extraordinarios, Silvestre músico, Fermín y Consuelo pintores, Rosaura actriz, los nombres de estos personajes son indispensables en la historia de la cultura nacional del siglo XX.

Socialismo yescritura

Su infancia transcurrió en la ciudad de México, donde debido a las limitaciones económicas de su familia y porque José no soportó las crueles burlas de sus compañeritos por sus botas “picudas norteñas”, el niño desertó del Colegio Alemán. Pero el alejamiento de la escuela no significó que el precoz José se alejará de los libros, por el contrario el muchacho prefirió pasar su tiempo en la biblioteca mejor que en las aulas. En alguna de las muchas entrevistas que concedió a lo largo de su vida comenta que sus dudas en cuanto a Dios y a la religión lo llevaron a estudiar filosofía e historia de la filosofía, de esta manera llegó a conocer a los marxistas italianos como Labriola, pero el hallazgo bibliográfico más revelador para el muy joven Revueltas, fueron Los manuscritos económico-filosóficos donde Marx propone su teoría de la enajenación. Sustensibilidad ante la pobreza aunada a sus lecturas, y el contacto con “el Trostky”, un compañero de trabajo y activista político, hicieron que José Revueltas pensara en la importancia lanzarse a transformar el mundo, y decidió unirse a las filas del Partido Comunista Mexicano.

Su primera experiencia política es verdaderamente accidentada pues la represión del callismo recae sobre todos aquellos que puedan representar una amenaza para el caudillo, pero especialmente contra los comunistas. Un día mientras los izquierdistas se congregaban en un mitin en laPlaza de Santo Domingo en el centro de la ciudad de México, la policía disuelve la reunión con gran violencia y el joven militante es llevado a la correccional. En el reclusorio juvenil José cumple quince años, ahí también comienza su peregrinar por las cárceles mexicanas hasta los últimos años de su vida.. Esa temprana experiencia carcelaria será recreada años más tarde en el cuento El quebranto y marcará para siempre su escritura desgarradora y catártica cuando años más tarde amparado en el realismo dialéctico emprenda la redacción de sus cuentos y novelas. O con agudeza recorre la historia nacional para desmitificarla junto con sus fallidos redentores, en sus numerosos escritos periodísticos y documentos de discusión política.

Hay en la vida y obra de José Revueltas, una voluntadinquebrantable por conocer, describir y transformar el mundo, siempre enactitud desafiante y crítica.

Lector voraz, escritor prolífico, Revueltas encuentra en la literatura, la posibilidad liberadora que proporciona un arte que seprecie de serlo, en un momento en que los militantes comunistas estaban presionados por las políticas culturales del estalinismo que satanizaba cualquier producción artística que se alejará de los cánones del realismo socialista. Baste recordar que en 1934, el Primer Congreso de Escritores Soviéticos proclama en nombre del arte proletario al realismo socialista como doctrina estética oficial. Y aunque es en los años treinta cuando nuestro autor profesa una fe ciega en la Unión Soviética y sus dirigentes, su inquietud creadora lo lleva a formular su teoría del realismo dialéctico “Revueltas.1967a” en la que propone que el creador, si bien debe estar atento a la realidad circundante y a su momento histórico, el escritor puede y debe buscar todos los recursos que le permitan manifestar la totalidad de la compleja experiencia humana.

Es precisamente con base en esa propuesta que Revueltas escribe varias de sus obras más importantes y polémicas: a pesar de su intención estético-política, su primera novela, Los muros de agua publicada en 1940, no traspasa las desgarradoras experiencias de los presos comunes y perseguidos políticos con quienes vivió José Revueltas en el penal de las Islas Marías en el año de 1933. Su vocación experimental lleva a este intelectual a publicar en 1943 El luto humano, donde logra importantes aciertos literarios pues además de aplicar de manera ágil los postulados de su realismo dialéctico juega con la estructura narrativa planteando dos historias y dos planos temporales diversos, es en esta novela donde se plasman con claridad los temas revueltianos: la muerte, la desesperanza, el caos, y cómo el carácter redentor, abnegado de algunos militantes comunistas como Natividad (alter ego de José Revueltas), no pueden sobrevivir a la fuerza incontenible de la naturaleza y el destino. En esa “visión moridora” hay una doble intención interpretativa: rescatar la cosmovisión de los mexicanos acerca de la muerte desde tiempos prehispánicos, y realizar una crítica a los resultados de la revolución mexicana después de la experiencia cardenista, donde debido a sus continuos virajes no les había ido muy bien ni a los comunistas,ni a la izquierda lombardista. Con esta novela Revueltas obtuvo el Premio Nacional de Literatura y despertó tal interés que se tradujo a varios idiomas.

Este importante logro personal le permitió a Revueltas sobrellevar el duelo ocasionado por la muerte de su amado hermano Silvestre, con quien compartía una afición incontrolable hacia el alcohol. Poco después, el fallecimiento de su madre lo marcará profundamente. Por fortuna, sus incursiones en el periodismo le llevaron a nuevos horizontes geográficos y de importantes vínculos personales, en un viaje a Sudamérica conoció a Fernando Benítez y a Luis Spota. Lo que no le alejó de sus continuas pugnas con el Partido Comunista Mexicano.

Cine y literatura

La década de los años cuarenta es para José Revueltas unperíodo muy importante, tanto en el ámbito creativo literario, como en el político. En 1944 aparece su volumen de cuentos Dios en la Tierra, y en 1949 termina de escribir otra de sus novelas importantes Los días terrenales. En ella hace una disección de los conflictos político-existenciales de algunos integrantes del PCM. A través de personajes como Fidel, José Revueltas muestra el dogmatismo que caracterizó a los seguidores de Moscú, y da cuenta de la persecución de que fueron víctima otros comunistas como Gregorio. También describe las purgas y procesos que impidieron la realización de la utopía socialista. Varios años antes de la publicación de La región más transparente de Carlos Fuentes, en Los días terrenales, aparece el México urbano, lejos de las ilusiones desarrollistas. Esta novela retrata el mundo sórdido del lumpen urbano, así como sus interacciones con los obreros y los campesinos, en suma un fresco interesante del México de mediados del siglo XX.

De 1948 a 1955 José Revueltas milita en las filas del Partido Popular, fundado por Vicente Lombardo Toledano, no obstante lo cual, la publicación de Los días terrenales desata la furia de los estalinistas mexicanos, ya agrupados en el PCM, ya afiliados al Partido Popular. Ante las críticas de la inquisición pseudocomunista el escritor decide retirar del mercado la novela.1

Sin embargo, a decir de la crítica especializada, la aportación de nuestro autor para la literatura mexicana es fundamental, ya que rompe con la estructura narrativa de la novela tradicional, a saber: planteamiento, nudo, desenlace. Revueltas opta por jugar con estructuras circulares, incluye el monólogo interior (a veces de manera abusiva), o bien utiliza recursos cinematográficos como el flash back, sin dejar de mencionar la complejidad psicológica de muchos de sus personajes que en varias docenas de páginas nos comparten sus dudas, sus pasiones, sus miserias en clara reminiscencia con Dostoyewsky.

Esta concepción dinámica de las estructuras narrativas lo llevó a incursionar de manera fructífera en el cine. Al igual que otros escritores como Mauricio Magdaleno, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, José Revueltas, realizó algunos de guiones de películas clásicas de la llamada época de oro del cine mexicano del siglo XX, especialmente algunas realizadas por Roberto Gavaldón con quien José Revueltas estableció una relación creativa para el séptimo arte.

Pero la permanencia de José Revueltas en el cine fue breve, ya que la organización de la industria cinematográfica, los temas y estereotipos de las películas alejaron a José Revueltas de la actividad fílmica, quien optó por dedicarse exclusivamente a las actividades políticas y a la literatura. Afortunadamente muchas de sus experiencias y propuestas en cuanto al cine quedaron plasmadas en su libro El conocimiento cinematográfico y sus problemas.

Lucha, lucha, no dejes de luchar…

En su búsqueda de soluciones efectivas para latransformación política de un país que pese a sus intenciones desarrollistas, no lograba resolver los problemas del campo y de la ciudad, José Revueltas rompe con el PCM y busca renovar sus esperanzas socialistas en las filas del lombardista Partido Popular. Pero, el encanto sólo dura siete años (1948-1955), al cabo de los cuales Revueltas se plantea regresar al PCM. En esta etapa, Revueltas vive esperanzado la huelga ferrocarrilera de 1958, pero la represión contra el movimiento y la consecuente derrota, hacen que Revueltas discuta críticamente la política de los comunistas en la movilización obrera, tras lo cual nuevamente rompe con el PCM y escribe Ensayo sobre un proletariado sin cabeza, que junto con La democracia bárbara, constituyen de sus textos políticos más importantes.

José Revueltas, lector atento de los pensadores marxistas, inspirado en la obra y legado de Rosa Luxemburgo, emprende junto con otros intelectuales como Enrique González Rojo la fundación de la Liga Leninista Espartaco, en la primera mitad de los años 60, con cierta transcendencia en el ámbito político de la izquierda mexicana.

La publicación de Los errores, en 1963, inserta a nuestro autor en un nuevo escándalo. A la vieja guardia estaliniana, le parece una provocación el libro. Desde la dedicatoria a Imre Nagy, el héroe de la revolución húngara, José Revueltas nos alerta mordaz sobre los excesos de la burocracia soviética.

Los errores rememora el arbitrario y misterioso encarcelamiento padecido por el militante mexicano Evelio Vadillo, veinte años atrás cuando viajó a la URSS para asistir a un Congreso y fue detenido. En esta novela José Revueltas también da cuenta de las purgas y golpes bajos al interior del PCM que nuestro autor conocía también por haberlos padecido en carne propia, y al mismo tiempo desarrolla una trama acerca de los barrios pobres poblados de asesinos a sueldo y prostitutas. Aunque la novela no tuvo el éxito de sus obras anteriores, es ciertamente valiosa como retrato dela izquierda mexicana y la vida en la ciudad de México de los años sesenta.

La irrupción del movimiento estudiantil en 1968 en la escena política nacional, le permiten a este hombre atormentado y rebelde la posibilidad de actualizar su utopía, su fe en el porvenir. Desde los primeros días del movimiento José Revueltas se traslada a vivir a Ciudad Universitaria, se deja llevar por el entusiasmo de los muchachos, y junto con otros teóricos de la revuelta juvenil estudiantil, tales como Marcuse, Andre Gorz o Ernest Mandel, también Revueltas se replantea la discusión del papel de la clase obrera y de los estudiantes en los procesos revolucionarios.

Por unos meses la algarabía callejera le hace a Revueltas olvidar el lado moridor que por tanto tiempo lo había acompañado. La frescura de la revuelta juvenil, inspiró a José Revueltas para decir que el movimiento estudiantil “posibilitó la aparición de un mexicano nuevo en oposición al feo. Este mexicano nuevo es libre, fraternal, entusiasta, sin hipocresías, en una palabra exótico. Por eso la burguesía nos odia tanto: porque pertenecemos al movimiento antichichimeca enderezado contra el mexicano doble, traicionero y mentiroso” (García, 2001: 69).

José Revueltas contribuyó de manera fundamental a la interpretación de ese capítulo tan importante de la historia nacional con sus escritos, donde discutió el carácter revolucionario de la participación estudiantil y propuso una reflexión política sobre las formas de autogestión universitaria y su consecuente transformación académica. Al igual que muchos otros dirigentes y participantes del movimiento más tarde sufrió nuevamente la cárcel, por dos años esta vez.

Desde Lecumberri además de organizar sus textos sobre el movimiento, José Revueltas escribió uno de los relatos más impactantes de la literatura carcelaria: El apando, que después fue llevada a la pantalla.

Revueltas murió en la primavera de 1976, ya no vio la caída del muro, ni la disolución de la URSS, en el fin del convulsivo siglo XX, donde tantas utopías fueron contrariadas. Pero aun cuando hoy padecemos el mundo unipolar, el tiempo de canallas, José Revueltas con lucidez y garra, nos sigue dando la pauta para apostar en un porvenir bello para la humanidad,cuando dice:

Esta edición de las obras literarias que hasta hoy llevo escritas, me anticipa el conocimiento de lo que ha de ser la libertad como emoción gratuita, puramente humana y que se satisface en sí misma con su sola humanización. Por primera vez en mi vida he sentido los momentos de un ser verdaderamente libre, aunque esto no sea otra cosa que una anticipación. Anticipación: lo que se anticipa es porque ya está contenido en el futuro. Luchemos y esperemos. (Revueltas. 1967a: 16)

Bibliografía

Directa

Revueltas, J. (1967a y b) Obra literaria. EmpresasEditoriales. México. (1978). México 68: Juventud y Revolución. Obras completas. Ediciones Era. México.

Indirecta

Escalante, E. (1979). José Revueltas: Una literatura del “lado morador”. Ediciones Era.México.

Ruffinelli, J. y Marilyn F.(1977). Conversaciones con José Revueltas.Universidad Veracruzana. Xalapa.

Ruiz Abreu, Á. (1992) José Revueltas: Los muros de la utopía. Cal y Arena/UniversidadAutónoma Metropolitana-Xochimilco. México.

*La versión impresa apareció en el libro: Alberto Saladino García (compilador), Humanismo mexicano del siglo XX, Toluca, Universidad Autónoma del Estado de México,2004, Tomo I, págs. 411-420.

Notas

1 El caso de Revueltas no fue el único. La censura mexicana desató su furia moralista contra Luis Buñuel por atreverse a mostrar la vida de los niños de la calle en el film clásico Los olvidados, 1950. De igual manera, luego de su publicación, Los hijos de Sánchez de Oscar Lewis recibió ásperas críticas de los defensores de la cultura oficial.

2 De la mancuerna Gavaldón-Revueltas, destacan las películas La diosa arrodillada, protagonizada porMaría Félix y Arturo de Córdoba. Y, En la palma de tu mano, en cuyos estelares participaron Leticia Palma, Carmen Montejo y Arturo de Córdoba.

América Luna Martínez

Universidad Autónoma del Estado de México, julio de 2006

Jaime Torres Bodet: Una Semblanza para Conmemorar

JAIME TORRES BODET: UNA SEMBLANZA PARA CONMEMORAR

Por José Ramón González Chávez

Jaime Mario Torres Bodet. México 17 de abril de 1902; México 13 de mayo de 1974.

Diplomático, funcionario público, escritor, ensayista, poeta.

Hijo único de Alejandro Torres Girbent originario deBarcelona, España y de Emile Bodet, originaria de Francia, quienes emigraron yacasados, a la ciudad de México en 1895.

En 1917, concluyó su bachillerato en la Escuela Nacional Preparatoria, de la que posteriormente fue secretario, a los 18 años, bajo la dirección de Ezequiel A. Chávez.

Publicó su primer libro de poesías a los 16 años.

Estudió Derecho en la Facultad de Jurisprudencia y Filosofía y Letras en la de Altos Estudios, ambas en la UNAM.

En 1921, a los 19 años, fue secretario particular del rector de la misma universidad, José Vasconcelos.

Fue director del Departamento de Bibliotecas de la Secretaríade Educación Pública entre 1922 y 1924.

En 1925 fue secretario de Bernardo Gastélum, secretario de Salubridad y de 1925 a 1929, profesor de literatura francesa en la Escuela de Altos Estudios de la UNAM.

Las novelas y relatos de Torres Bodet —siete volúmenes publicados entre 1927 y 1941— pertenecen a la época de interés por por los nuevos rumbos de la prosa francesa y española. Desde la perspectiva actual, son obras sobre todo representativas de la búsqueda de una nueva sensibilidad y un nuevo estilo novelesco que se realizaba por aquellos años.

Junto con otros intelectuales, formó el grupo “Los Contemporáneos”. En sus ensayos y estudios de crítica literaria —publicados inicialmente y en su mayoría en la revista que dio nombre al grupo, y reunidos luego algunos de ellos en un solo volumen (1928)— Torres Bodet unía un conocimiento pleno y siempre renovado de letras antiguas y modernas a un espíritu alerta y a un estilo dúctil y de transparente riqueza. Su crítica rectificó, en su tiempo, el valor de algunos falsos brillos y contribuyó singularmente a la formación literaria de las nuevas generaciones.

En sus escritos relacionados con sus cargos públicos (discursos, mensajes) se encuentran páginas admirables—como la oración a la madre, el discurso académico sobre la responsabilidad del escritor y el pronunciado en la inauguración del Museo Nacional de Antropología, se avocan a elucidar los problemas de la cultura, la educación y la concordia internacional de México y el mundo.

A partir de 1929, estuvo dedicado al servicio exterior mexicano. Ese año aprobó el examen de oposición para ingresar a la carrera diplomática. Estuvo designado como segundo secretario en Madrid hasta 1931; en París entre 1931 y 1934; ese mismo año como secretario en La Haya y en Buenos Aires; entre 1937 y 1938 fue jefe del Departamento Diplomático de la Cancillería. Fue encargado de Negocios en Bruselas, de 1938 a 1940, donde lo sorprende la invasión nazi a Bélgica. A su regreso a México, de 1940 a 1943 fue subsecretario de Relaciones Exteriores.

En diciembre de 1943 fue nombrado Secretario de Educación Pública por el presidente Manuel Ávila Camacho. Inmediatamente inauguró y clausuró el Congreso de Unificación Magisterial del que surgió el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Reorganizó y dio nuevo impulso a la Campaña de alfabetización (en ese entonces, 47.8% de la población mayor de seis años no sabía leer ni escribir). Creó el Instituto de Capacitación del Magisterio en el que se preparaba a los profesores de primaria no titulados;organizó la Comisión Revisora de Planes y Programas, inició la Biblioteca Enciclopédica Popular que publicó más de cien títulos y dirigió el valioso compendio México y la Cultura (1946). Fundó el Comité de Administración del Programa Federal de Construcciones Escolares (CAPFCE) y construyó numerosas escuelas, entre las que destacan la Escuela Normal para Maestros, la Escuela Normal Superior, y el Conservatorio Nacional de Música. Modificó el texto del artículo tercero constitucional, que suprimió el concepto “socialista” a la educación, establecido durante el gobierno de Cárdenas.

Fue secretario de Relaciones Exteriores de 1946 a 1948 durante el gobierno del Presidente Miguel Alemán.

Fue el primer Director General de la UNESCO, de 1948 a 1952 yde 1954 a 1958 Embajador de México en Francia.

Su trabajo a favor de la alfabetización ha sido reconocido mundialmente, además de haber implementado la política de relaciones exteriores de México e influido en la de Latinoamérica durante los inicios de la Guerra Fría.

En 1944 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Nuevo México; en 1947 por la Universidad del Sur de California (USC); en 1951 por la UNAM; en 1963 por la Universidad Autónoma de Sinaloa, y también por las universidades de Burdeos, Bruselas, La Habana, Lima, Lyon, Mérida y París

En 1952 Ingresó a la Academia Mexicana de la Lengua comomiembro de número y tomó posesión de la silla XXI el 12 de junio de 1953.

El 6 de julio de 1953 ingreso como miembro de El Colegio Nacional.

Nuevamente fue Secretario de Educación Pública Durante el Gobierno del Presidente Adolfo López Mateos. Llevó a cabo el Plan de Once Años para la Extensión y el Mejoramiento de la Enseñanza Primaria para atender por completo la demanda real de educación primaria, que se propuso crear más de 50 mil nuevas plazas de profesor y construir cerca de 30 mil aulas. Fundó la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos y al entregar los primeros en 1960 mencionó:”Estos son un regalo del pueblo de México para el pueblo de México”.

Promovió la construcción del Museo Nacional de Antropología y del Museo de Arte Moderno; la organización y adaptación de los de Arte Virreinal y de Pintura Colonial. Impulsó la construcción de la unidad profesional de Zacatenco del Instituto Politécnico Nacional, inaugurada en 1964, hoy conocida como unidad profesional Adolfo López Mateos. En homenaje póstumo, el auditorio de dicho plantel lleva su nombre.

Volvió a ser embajador en Francia de 1970 a 1971.

En 1966 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Literatura y Lingüística de México. En 1971 recibió la Medalla Belisario Dominguez del Senado de la República y muchos otros honores de instituciones nacionales y extranjeras.

Padeció de cáncer durante 16 años. Víctima de dolor, se quitó la vida en la sala de su casa el 13 de mayo de 1974. Se le rindió un homenaje de cuerpo presente en el Palacio de Bellas Artes y se encuentra sepultado en la Rotonda de los Hombres Ilustres, en la ciudad de México.